Katy Perry de visita en México, de Lady Gaga nada de nada.

E! News | Hace 6 años

 
[nggallery id=66] Rumores o no, a Katy Perry no le interesó terminar con las especulaciones sobre si es cierto que Lady Gaga no le simpatiza ¡nadita! A pregunta expresa de qué piensa de la intérprete de Poker Face y si le gustaría llegar a tener el mismo impacto en los medios que ella y una gira tan productiva como la de ella, la californiana de 26 años fingió demencia. “Yo quiero hacer un tour gigante, monstruoso, quiero que me vaya bien y divertir a la gente con mi música, con mi estilo, con mis canciones… pero la verdad, prefiero hablar de mi perfume, que es lo que vine a presentar a México, estoy fascinada con Purr ¿ya lo oliste?”, dijo Perry en entrevista, evadiendo el tema de “Gaga”. Y al insistirle sobre si es cierto que se ha generado una rivalidad entre las dos, y que supuestamente a ella no le interesa siquiera que se encuentren en la próxima entrega de los Grammy, el domingo 13 de febrero, prefirió no contestar. “Estoy fascinada con el recibimiento que me dio toda la gente en México”, apuntó la intérprete de California Gurls. El sábado fue de extenuante jornada para Katy Perry, pues en la visita promocional que hizo, se la pasó un día entero haciendo entrevistas, visitando a clientes y además, dio conferencia de prensa, hizo una firma de autógrafos y dio una fiesta exclusiva que culminó después de la media noche. Aunque estaba planeado que llegara a la una de la mañana del sábado a su hotel en Santa Fe, finalmente arribó a las siete, ya que estaba haciendo el video clip promocional de su nuevo sencillo, E.T. “Estoy feliz con lo que estamos logrando, mis fans se sorprenderán con el vestuario y el estilo”. Durante su estancia comió verduras y frutas, claras de huevo, jugos naturales y una ensalada con pechuga, es decir, la reina se portó bastante bien y no sucumbió ante los antojitos mexicanos. Ofreció una firma de autógrafos para sus fans en Liverpool de Perisur, a donde llegaron alrededor de 3 mil personas y solo 130 fueron las que alcanzaron a acercarse a ella. No descansó ni un minuto, solo para cambiarse, y llegó a la fiesta exclusiva que hizo para presentar el perfume poco después de las 11 de la noche y una hora después, se fue de regreso al Aeropuerto porque hoy domingo ya tendría que estar trabajando en Los Ángeles de nueva cuenta.