La nueva moda en Hollywood es decir "no"

E! News | Hace 5 años

 

Charley Gallay/Getty Images; Weinstein Company




La moda parece ser decir que no.

Las estrellas no están tan desesperadas por trabajar. Tienen fama, dinero y el amor de sus fans, y por todo eso es que se lo piensan muy bien antes de aceptar cualquier oferta laboral.

Simon Cowell lo sufrió con The X Factor: Janet Jackson, Darren Criss y Fergie fueron algunas de las celebridades que le dijeron "no, gracias", al poderoso productor inglés.

Ahora, quien está sufriendo en carne propia la selectividad de Hollywood es el legendario director Quentin Tarantino, quien desde Pulp Fiction demostró que le gusta trabajar con nombres de cartel propio, pero le está costando armar un gran elenco para su película Django Unchained.






Hasta ahora, el contador de rechazos tiene a Sasha Baron Cohen, Kevin Costner, Kurt Russell, Joseph Gordon-Levitt, y depende con quien hables, Jonah Hill. Quienes todavía se mantienen dentro del proyecto están Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Jamie Foxx, Samuel L. Jackson y Kerry Washington.

"Incompatibilidad de agendas", es una excusa muy común y cada tanto suele ser verdad.

Cohen a definido su participación como un "cameo", dado que prefirió concentrase en promocionar su film El Dictador (algo que se toma muy en serio), por lo que su papel se vio achicado.

Tal vez la trama y como sea tratada haya hecho desistir a los otros actores. El guión se centra en la historia de un esclavo negro (Foxx) que busca vengar a su esposa del malvado DiCaprio quien será el dueño de una plantación de algodón.

Django se ha estado filmando desde principio de este año lo cual genera mayor misterio: "Múltiples rechazos en un sólo proyecto es algo raro", le explico Aspen Hughes de V1 Entertainment Films a E! News. "Si es en la preproducción, normalmente no es muy importante pero durante la filmación puede retrasar días, semanas o incluso poner en riesgo todo el asunto".

¿Qué pasará con Tarantino? A Cowell la historia le terminó bien dado que al final logró la aceptación de Britney Spears y Demi Lovato. ¿Con quién terminará el director?