La prensa de Irán baña de Photoshop a Michelle Obama

E! News | Hace 4 años

 

Kevin Winter/Getty Images, FARS




La censura del país islámico salpicó hasta los Oscars...






Como ya sabrán, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, fue la encargada de presentar el premio a la Mejor Película en los Oscars 2013, pero lo que seguramente no sabían es que la agencia de noticias de Irán publicó una foto de la aparición de la esposa de Barck Obama que pareciera estar compitiendo en la categoría de Mejores Efectos Especiales.

En la imagen, el vestido de la primera dama aparece modificado por photoshop cubriendo el pecho de Michelle para que al fotografía fuese apta para el público local.

Originalmente, Obama utilizó un espectacular vestido sin mangas del diseñador Naeem Kahn para presentar el galardón más importante de la noche via satélite desde la Casa Blanca.

La agencia Iran Fars News decidió agregarle mangas y subir el escote en el cuello del vestido para así cumplir con las reglas locales que requieren que las mujeres iraníes cubran sus brazos, piernas y cabello para poder aparecer en los medios del país.

Odiamos la censura... 

"Persistentemente hemos visto como las agencias de noticias de Irán, ya sean independientes o manejadas por el estado, utilizan diferentes medios para distorsionar imágenes" destacó el representante del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

Este lunes, la misma agencia también publicó un comunicado sobre la aparición de la primera dama en la ceremonia de los Oscars.

"En una rara ocasión en la historia de los Oscars, la primera dama anunció el premio a la Mejor Película para el film anti-iraní Argo, que fue producida por la compañía sionista Warner Bros".

Este no fue el único medio del país que criticó que la película de Ben Affleck se hubiese llevado el premio más importante de la noche.

"Argo es una película que está en contra de Irán y parece que el Ministro de la Cultura islámica, Java Shamghadri, no pudo usar sus poderes de persuasión para prevenir que este film anti iraní ganara" publicó la página web Asirian News.

A pesar de la controversia, el verdadero ganador parece haber sido el show como tal que logró tener una audiencia de más de 40.3 millones de espectadores y de esta manera se convirtió en la entrega de los Oscars más vista desde el 2010.