La última casa de Michael Jackson: Gran tour exclusivo

MLS; AP Photo/Aaron Lambert


Algunas casas tienen esqueletos en el armario.

¿Esta? Guarda la muerte de una superestrella.

La mansión de Beverly Hills donde Michael Jackson murió a causa de dosis letal de propofol en 2009 vuelve al mercado.

Y si tu macabro apetito es voraz, no puedes dejar de entrar en el tour…

MLS; AP Photo/Aaron Lambert

La mansión de Ricky Ricón no se compara con la majestuosidad y ostentación de este hogar, que tiene unos increíbles 17 mil pies cuadrados. Incluye siete cuartos, trece baños y un ascensor para ahorrar las energías de las escaleras.

¿Te has perdido? Es probable que hayas girado en la esquina incorrecta luego del teatro, spa, gimnasio, vinoteca con sala de cata propia. Si tienes frío puedes elegir entre los catorce hogares a leña. Pero si eres de los acalorados, vete a la piscina, tamaño olímpico, claro.

Casi lo olvidamos: el precio. Si tienes 23.9 millones de dólares podrás comprarla.

MLS; AP Photo/Aaron Lambert

Jackson vivió en la casa durante siete meses hasta su muerte en 2009 y gastaba cien mil dólares en renta por mes.

En un un giro propio de Hollywood, el agente de bienes raíces es Mauricio Umansky, el esposo de Kyle Richards de The Real Housewives of Beverly Hills.

“Lo conocí y mi esposa ha sido su amigo desde que tenía 8 o 10 años”, cuenta Umansky al sitio de inmuebles Zillow. “Personalmente creo que hay muy buena energía en esa casa. Estoy contento de poder venderla”.

Muy bueno ver a alguien finalmente interesado en poner algo positivo en la mórbida historia de la casa. Esta no es la primera vez que un pedazo de memorabilia llega al mercado desde la muerte del Rey del Pop.

El año pasado, las pertenencias de Michael Jackson fueron subastadas. La cama en la que murió llegó a estar listada pero fue retirada.

Zillow

Jackson murió el 25 de junio de 2009 luego de sufrir un paro cardiáco en su cuarto de la mansión. El médico personal del cantante, Conrad Murray fue encontrado culpable en noviembre por homicidio involuntario luego de administrarle una dosis letal a Michael.

Fue sentenciado a cuatro años de preisión pero se espera que cumpla menos de dos debido a la sobrepoblación en las cárceles de Los Ángeles.