Lindsay Lohan ahora asegura ser una niña buena

E! News | Hace 6 años

 
Vanity Fair
Lindsay Lohan, a días de haber salido de rehabilitación, está empeñada en limpiar su imagen y comenzar de cero. La actriz quiere enmendar todos sus errores y encauzar su vida y su carrera artística, y para ello ha posado para la portada de la prestigiosa Vanity Fair evocando a la sublime Grace Kelly. En el reportaje, Lohan admite haber cometido errores. Asegura que es una chica curiosa y que por eso se animó a probar muchas cosas, entre ellas las drogas y la vida fiestera a la que se dedicó durante los últimos meses antes de ser sentenciada a prisión y rehabilitación. La actriz de Freaky Friday se animó a hablar de sus padres, diciendo que es de esas personas a las que quiere superar de una vez por todas, que no confía en él ni en sus palabras y que no entiende cómo podía llorar en el juicio donde la condenaron a prisión y luego declarar sonriente y tranquilamente a toda la prensa. Para su madre tuvo pocas palabras, aunque se sabe que apenas salió de sus 22 días en rehabilitación, corrió a sus brazos. Lohan está convencida de que después de la tormenta viene la calma, y en este momento Lindsay necesita serenidad para su vida, aunque todo apunta a que retomó su relación con la Dj Samantha Ronson… Lo que nos hace preguntar, ¿si Samantha pone la música, Lindsay volverá a ser el alma de la fiesta?