Lindsay Lohan no tiene dinero para seguir pagando su rehabilitación

E! News | Hace 6 años

 
Jason Merritt/Getty Images
Resulta que la sentencia de enviarla de vuelta al centro Betty Ford no fue nada ligera para Lindsay. Aunque su abogada aseguró que LiLo pondría todo de su parte y que harían lo posible por que la chica volviera a la clínica de tratamiento, el oficial encargado de supervisar su libertad condicional atestiguó que Lohan intentó darle motivos por los que no creía que debía regresar a la terapia. Aparentemente la clínica es muy costosa y todos estos intentos por recuperar su salud le han salido caros. "Ella indicó que no puede seguir pagando la internación y que por eso necesita trabajar" dijo en el reporte. "La acusada dejó claro que su negocio de ropa se está desmoronando porque ella no puede supervisarlo personalmente". Lindsay también dijo que necesitaba salir de ahí pues en noviembre tenía que comenzar a filmar una película (seguramente se referían a Inferno, la cinta donde personificaría a Linda Lovelace) y que este ingreso económico le permitiría continuar con el tratamiento. A cambio de este permiso, ella estaba dispuesta a seguir usando el brazalete de monitoreo automático de alcohol hasta diciembre, pero el juez Fox, aunque conmovido (la dejó librarse de una condena de 3 meses de cárcel) no estuvo dispuesto a concederle lo solicitado y la mando directamente de vuelta al centro de salud. Eso sí, al parecer le dejó quitarse el brazalete.