¿Llegó el fin de los vampiros?

E! News | Hace 4 años

 

Michael Buckner/Getty Images



Los últimos cuatro años han sido un periodo donde chupar sangre ha estado muy de moda.

En 2008, cuando se estrenó la primera película de Crepúsculo y logró recaudar más de 390 millones de dólares en el mundo entero, pocos se esperaban al fiebre mediática que se construiría alrededor de los vampiros.

La saga hasta ahora ha recolectado más de 2.5 mil millones de dólares y el fenómeno se ha expandido a exitosas series de televisión protagonizadas por vampiros como True Blood y The Vampire Diaries, y múltiples películas con protagonistas por predilección por la sangre, como las recientes Sombras Tenebrosas y Abraham Lincon Cazador de Vampiros.

Pero... ¿Ya llegaron a su fin?






En 2009 el reconocido escritos Neil Gaiman, quien se ha hecho famoso por sus novelas de fantasía, comentó: "Los vampiros vienen por olas y pareciera que la actual está muy cerca de reventar, probablemente volverán bajo tierra por unos 20 o 25 años"

Sin embargo, luego de que se estrene Amanecer Parte II en noviembre, hay varios proyectos que parecen indicar que la fiebre vampírica continuará por un tiempo más.

El año que viene el director Neil Jordan estrenará la cinta Byzantium mientras que la directora de culto Amy Heckerling regresará a la gran pantalla con la cinta Vamps, ambas claramente protagonizadas por vampiros.

The Vampire Diaries ha sido renovada para una nueva temporada que comenzará en otoño próximo y True Blood, aunque sigue generando impresionantes niveles de audiencia, su creador Alan Ball ha anunciado que dejará la serie porque ya está cansado.

Justo esta semana nos enteramos que el ganador de Oscar Russell Crowe interpretará al legendario Drácula en la cinta Harper que será dirigida por Eli Roth y, por su parte, Viggo Mortensen protagonizará la cinta de Neil Marshall Last Voyage of The Dementer que narra la historia del barco que trasladó a Drácula desde Transilvana a Londres.

Sólo el público decidirá si la fiebre por los vampiros debe continuar o ya es momento de un merecido descanso.