Lo mejor y lo peor del show del Súper Bowl 2013

E! News, Imperdible, | Hace 4 años

 

Christopher Polk/Getty Images



El espectáculo no estuvo solamente en los puntos y jugadas, las estrellas de la música aportaron su cuota...






Los Super Bowl siempra dan de qué hablar...

Desde el seno de Janet Jackson a la guitarresca erección de Prince, la competencia por el trofeo más grande del fútbol americano ha dejado momentos grabados en la retina de sus espectadores...

Este año no hubo pelea entre Madonna y M.I.A. pero sí una esperada reunión, publicidades provocadoras y un desperfecto técnico que causó preocupación.

Mejor tentación diabólica: El comercial de Mercedes-Benz con la canción Simpatía por el demonio de los Rolling Stones como banda sonora y Williem Dafoe como el Príncipe de las Tinieblas se lució. Un pobre hombre sueña con tener su auto de lujo propio y el Diablo se lo ofrece junto a la vida que ello lleva... Portadas en Vanity Fair, bailar con Usher, salir con Kate Upton y correr en el Indy Car. Aunque el precio del vehículo terminan desalentando el acuerdo.

Peor momento para los apostadores: La intepretación del himno de Estados Unidos de Alicia Keys habrá dejado vacíos algunos bolsillos. Con 2 minutos y 36 segundos, quebró el récord de Jennifer Hudson de 2:30 y dejó sin nada a muchas persona que habían apostado por 2:15. Sí, no sólo de caballos y goles viven los apostadores.

Momento más emotivo: Fue mucho antes de que haya ganadores... Jennifer Hudson interpretó America the Beatiful acompañada del coro de chicos de la Sandy Hook Elemantary y logró conmover a los duros fans que con cervezas y comida chatarra esperaba ver el espectáculo deportivo. Fue simple, fácil y hermoso.

Mejor silencio para los críticos: Todos de pie ante la Reina B. Beyoncé calló a quienes la atacaron con un show completamente en vivo y con la reunión de las Destiny's Child. No se diga más...

Peor momento conspirativo: La cadena CBS informó que los oficiales del estadio culpaban a la compañía eléctrica por el corte de luz que duró 36 minutos y que demoró el reinicio del partido luego del entretiempo. Por su parte, Entergy hizo su descargo en Twitter: "El problema eléctrico parece estar del lado del cliente. Entergy está abastenciendo de electricidad al Súper Dome".