Madonna asistió a la inauguración de su gimnasio en México

E! News | Hace 6 años

 
EFE
Lo que parecía imposible, se convirtió en realidad con la presencia de Madonna en México. Y la cantante, productora y empresaria no pisó el DF para cantar, sino para inaugurar oficialmente el primer Hard Candy Fitness de la cadena con la que piensa abrir otros gimnasios en ciudades como Moscú, Buenos Aires y Río de Janeiro. La estrella llegó la noche del lunes ataviada con un conjunto blanco con rayas negras y botas largas, con la cabellera suelta y los labios de un carmín intenso. “Los amo a todos, gracias, muchas gracias por venir a verme y a ser parte de esto”, afirmó la intérprete de Jump a su paso por la alfombra roja en el inmueble ubicado en Bosques de Duraznos 47, en Bosques de las Lomas. Ampliamente custodiada por elementos de la policía local y estatal, incluso hasta de un helicóptero y decenas de elementos de seguridad privada, Madonna llegó al sitio para cortar el listón inaugural acompañada de el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrad, y de la esposa de este, Mariagna Prats. Recibió de ella una medalla como ciudadana distinguida y después de tomar unas enormes tijeras en sus manos y cortar el simbólico listón, se dispuso a hacer el recorrido por todo el sitio, el cual consta de la planta principal, la planta baja y el sótano. A el interior del gimnasio ingresaron alrededor de 800 personas y en la zona VIP estuvieron aproximadamente 150, entre ellos el productor de cine y teatro Billy Rovzar; el profesor de yoga, conductor y modelo, Alejandro Maldonado; el actor Uriel del Toro; el creador de modelos de la Agencia Contempo, Oscar Madrazo; y la hija del ex presidente Vicente Fox, Ana Cristina. Mucha de la gente que ingresó se impacientó por la larga espera, pero cuando vieron bajar a la ex esposa de Sean Penn y Guy Ritchie se emocionaron y la recibieron con gritos, ovaciones y flashazos de celulares que poco sirvieron pues como estaba oscuro no se notaba mucho en las imágenes. Madonna ingresó al salón de baile después de haberse cambiado por un conjunto deportivo, y ahí, le cumplió a los más de 20 ganadores que pudieron tomar la clase con ella. Antes habían entrenado previamente con los bailarines de “Madge”, como le dicen de cariño sus amistades. “Recuerden que el baile es la mejor forma de hacer que el cuerpo se exprese, gracias por su cariño”, les dijo la multimillonaria “Reina del Pop”, quien bailó con ellos un poco más de media hora. Temas dance y pop fueron mezclados por el DJ Paul Oakenfold durante el tiempo para el que fue invitado y al concluir la sesión de baile los dos se fueron acompañados de sus guardaespaldas. La gente cantó, bailó, gritó hasta que se cansó y no era para menos. Pocas veces se da la oportunidad de ver a Madonna tan, pero tan cerca. Hard Candy Fitness es el primer gimnasio que la cantautora abre en todo el mundo y el concepto lo basó en el título de su último disco. Las inscripciones cuestan alrededor de 8, 000 pesos y las mensualidades no sobrepasan los 3,000, dependiendo del plan que el socio elija.