Murió Robin Gibb, líder de los Bee Gees

E! News | Hace 5 años

 

Tony Barson/WireImage



Tras luchar contra un cáncer intestinal durante los dos últimos años, el líder de la popular banda falleció finalmente el pasado domingo, a los 62 años, en la cama del hospital londinense donde se encontraba ingresado, acompañado de su mujer Dwina, su hermano Barry y sus tres hijos.

"La familia de Robin Gibb, de los Bee Gees, quiere anunciar con gran tristeza que Robin ha fallecido tras una larga batalla contra el cáncer intestinal que padecía. Nos gustaría que se respetara nuestra privacidad en este duro momento para nosotros", reza el comunicado emitido por su entorno.






Aunque el artista británico se sometió el año pasado a una operación de intestino, poco después se le descubrió otro tumor que derivó en un cáncer de colon e hígado. Tras comenzar un intenso tratamiento médico para remitirlo, su condición física experimentó una leve mejoría hasta el mes pasado, cuando su estado empeoró radicalmente debido a una neumonía.

Otra diva del pop se despide del mundo.

La muerte de la estrella, que lideró uno de los grupos de referencia que definió el sonido de los años 70 y 80, ha provocado una gran consternación en el mundo del arte y la cultura. Su pérdida se ha sentido especialmente en Londres, donde el músico ofreció su última actuación el pasado mes de febrero en un acto benéfico.

"La muerte de Robin es una tragedia. Hemos perdido a un hombre maravilloso y a uno de los grandes cantautores de los últimos 50 años. Junto a sus hermanos, él creó una buena parte de los himnos de baile y canciones hipnóticas que siguen sonando hoy en día. El único consuelo es que esos temas legendarios nos acompañarán toda la vida, al menos mientras a la gente le siga latiendo el corazón", señaló el periodista musical Rick Sky, que entrevistó a la banda en numerosas ocasiones durante su extensa trayectoria.