“O Amy Winehouse deja de tomar alcohol o morirá pronto”

E! News | Hace 6 años

 
Goff/INFphoto.com
La problemática cantante de 27 años - con amplio historial en abuso de drogas y alcohol- ingresó en la clínica Priory de Londres la semana pasada donde le dieron el ultimatum de que si no deja de ingerir el alcohol, morirá pronto. Una fuente aseguró: "Es la última oportunidad para Amy Winehouse. Los médicos han sido duros con ella debido a lo delicado de su situación. Es la pura realidad y debe escucharla". Aunque estaba acompañada por su padre Match Winehouse y su novio Reg Travis, parece ser que fue la cantante quien tomó la decisión de ingresar en rehabilitación. Según el periódico The Sun: "Están preocupados por ella. Match había tirado la toalla anteriormente, sin embargo esta vez la cantante está decidida a conseguirlo". Nada de esto es nuevo para la polémica intérprete, ya que se ha sometido a otros tratamientos entre los años 2007 y 2009. Es más, cuando se dirigía al hospital fue vista comprando y bebiendo vodka antes de ingresar. Según un testigo la cantante parecía ida, tropezaba y apenas podía articular palabra. "Me sorprendió verle comprar alcohol tan temprano y más aún que se lo tomara".