One Direction comienza a dominar el mundo…

E! News | Hace 5 años

 




El famoso productor musical Simon Cowell puede presumir de ser el cerebro detrás de las meteóricas carreras de cantantes como Il Divo, Leona Lewis o la oscarizada Jennifer Hudson. Sin embargo, el último gran descubrimiento de su programa cazatalentos The X Factor comienza a dar muestra de que puede cosechar un éxito sin precedentes en la trayectoria del productor británico.

Y es que los chicos de One Direction han causado tal sensación en Estados Unidos que ya se ven con fuerzas para conquistar el resto del mundo. 






Su confirmación como fenómeno de masas se produce después de llenar estadios de histéricos adolescentes con su gira norteamericana, de colocar su disco debut, Up All Night, en lo más alto de las listas de ventas de aquel país y de hacerse el pasado domingo con dos premios Kid's Choice del canal infantil Nickelodeon.

El tirón de estos cinco adolescentes, Harry Styles, Liam Payne, Niall Horan, Zayn Malin y Louis Tomlinson; es tan fuerte en Norteamérica que incluso Michelle Obama, la primera dama de Estados Unidos, les ha invitado a visitar la Casa Blanca a petición de sus hijas.

One Direction ya domina el mercado anglosajón y su éxito amenaza con extenderse también a Latinoamérica.

Aunque todavía no dominan las listas de éxitos con la misma fuerza, sus clubes de fans crecen como la espuma en países como Perú, Argentina y Chile, donde se les suplica que se les incluya en su próxima gira de 2013. Además de los cuatro millones de seguidores que tienen en su página oficial de Facebook, y los más de 12 que acumulan sus cinco perfiles en Twitter, cada uno de los grupos de habla hispana que se fundan en su honor cuenta con decenas de miles de seguidores que hacen que su presencia en la red sea masiva.

Mientras tanto, en sus países natales (Reino Unido e Irlanda, de donde es Niall) sus admiradores no solo se contentan con su música, sino que también devoran su intensa presencia en la crónica social.

El episodio más controvertido hasta ahora lo protagonizó Harry cuando todavía tenía 17 años, al comenzar una relación con la presentadora inglesa Caroline Flack, quince años mayor que él. La presión mediática y el rechazo social terminaron con la pareja, pero lograron disparar el interés de la opinión pública por sus vidas sentimentales. Por lo pronto, Louis - al que le persiguen rumores sobre una posible homosexualidad - ha sido fotografiado con una atractiva modelo, mientras que Liam subió a su Twitter una foto acompañado por una bailarina, y el rubio Niall podría convertirse en el objeto de deseo de la popular actriz Demi Lovato.

¿Lograrán estos chicos desplazar a Justin Bieber y Selena Gomez del trono de los ídolos juveniles?