PETA y una web porno ofrecen pagarle la rehabilitación a LIndsay Lohan

E! News | Hace 6 años

 
Charley Gallay/Getty Images
PETA y un sitio porno le ofrecen jugosos contratos que le ayudarían a pagar su rehabilitación. Lindsay Lohan está luchando contra su adicción a la cocaina y no logra pagar las facturas de su tratamiento. Pero si quiere saldar su deuda con la clínica Betty Ford, va a tener que renunciar también a la carne y al queso, cosa que parece estar considerando. La asociación protectora de animales PETA, ha ofrecido cubrir con los gastos médicos de Lilo con una condición: Que la estrella se vuelva vegetariana. “Como lo saben, una parte crucial del tratamiento es mostrar caridad hacia el prójimo. Y una forma de hacerlo es ser piadoso con los animales, con el planeta y con tu propio cuerpo. Nunca te arrepentirás” escribió la vocera de PETA Michelle Cho en una carta a la actriz, quien está considerando la oferta. El grupo defensor de los animales promete pgarle hasta $20,000 de los $50,000 dólares que costará su estadía en la clínica ordenada por la corte. Le darían $10,000 por adelantado y el resto, sólo si se mantiene vegetariana por todo un año, empezando el 3 de enero del 2011, fecha en la que sera dada de alta en el centro de rehabilitación. "Al enterarnos de la difícil situación financiera de Lindsay, PETA ofreció ayudarla con su adicción a una substancia tóxica, si es que está dispuesta a renunciar a otra sustancia tóxica: La carne” dijo un representante de PETA a E! News. "Es algo que está considerando seriamente” dijo la abogada de Lohan, Shawn Chapman Holley. Pero en caso de que la problemática chica no pueda vivir sin hamburguesas, siempre hay otra opción: Una carrera en el mundo de la pornografía (aunque no de la forma que se lo imaginan). El sitio para adultos Tube8.com le dijo a RadarOnline que ayudaría a Lindsay con las deudas si ella los ayudaba como consultora de mercadeo. La empresa pornográfica le daría los 50,000 dólares y acceso ilimitado a su colección de videos eróticos a cambio de sus servicios. Un año sin alitas de pollo o cine triple x sin límites. ¡Tú decides Lindsay!