Ricardo Arjona le escribió una conmovedora carta a su madre, fallecida recientemente

E! News | Hace 3 años

 
ricardo arjona

EFE



El cantautor expresó su dolor por la perdida.






Hace unos días, lamentablemente falleció Noemí Morales, madre del cantante Ricardo Arjona.

Luego de estar cuatro días internada en un centro médico en Guatemala, tiempo en el que su hijo no se despegó de ella, el propio cantante dio la noticia a través de Twitter:

"Mi novia se hizo joven otra vez. Pero se me fue. Te extrañare siempre Madre".

La noticia llenó de duelo a todo el país, incluso el presidente Otto Perez Molina hizo llegar su pésame: "Lamentamos profundamente la muerte de la mamá de un gran artista como Ricardo Arjona que con su música ha dado a conocer a Guatemala en el mundo".

Recientemente Ricardo Arjona compartió una muy conmovedora misiva en la que expresa y comparte su dolor por la muerte de su madre:

"Mi respiración levantaba pequeñas tormentas de polvo con mi nariz raspando la tierra. El brazo de un niño de mi edad, apenas 6 años, se enredaba en mi cuello y mi brazo hacía lo mismo con el suyo. Me dolía todo pero sospechaba que a él también. Escuchaba los gritos de los compañeros de clase que hacían apuestas y gritaban en apoyo de alguno de los dos. Teníamos 15 minutos de dar el espectáculo de pelea callejera que parecía que hacía de la calle un circo y de todos la diversión", escribió…

"Jamás escuche de la boca de mis padres frases como "TIENES QUE GANAR" o "TIENES QUE LLEGAR PRIMERO" solo se remitieron a dejarme ser testigo de las tantas y tantas veces que le ganaron las batallas a la vida hasta que la muerte se los llevó. Los vi vencer al presupuesto una y otra vez desde que me asiste la razón con los métodos más inverosímiles jamás vistos y siempre sin quejarse".

Continuaron las emotivas palabras…

"Hoy, en la noche más triste de mi vida vi partir frente a mis ojos a la mujer más franca y fuerte que conocí. No encontré una igual ni en las películas ni en los realísimos mágicos macondianos que vaya sí tenía mujeres con fortaleza. A mis padres se los llevó un mal que les atacó justo el cerebro, quizás gastados de tanto soñar, convulsionaron un día por el único órgano que les podía fallar, porque el corazón lo tenían demasiado grande y fuerte para claudicar".

"Doña Mimi, quiero imaginarte joven otra vez. Trepando árboles de mango y subiendo palos de coco con la facilidad que solo vos tenías. Quiero verte de nuevo feliz porque desde que el viejo se fue tu felicidad eran ráfagas escasas. Te extraño Mimi, aunque se que te viene mejor la compañía del viejo que la de tantos que te amamos aunque nos condenes a no verte más.

Finalizó el autor de El Amor

"No volveré a cantar nunca tu canción, te lo prometo, para que desde hoy te la cante Don Ricardo que bien sabemos todos, la cantará mejor que yo. Ricardo Arjona"