Según los médicos de Lindsay, sus padres necesitan terapia

E! News | Hace 6 años

 
David Tonnessen, PacificCoastNews.com
La guerra entre Dina y Michael, los padres de Lindsay Lohan no contribuye con la estabilidad emocional de la estrella, y si las diferencias entre ellos no logran superarse, la recuperación de Lilo podría estar en riesgo. Esto fue lo que una fuente involucrada en el proceso le dijo a RadarOnline.com La batalla pública y privada de la ex pareja lleva varios años y de acuerdo al equipo del centro de reposo, llegó el momento de sentarse frente a frente y resolverlo ¡Con ayuda de un terapeuta familiar! Así están las cosas para Lindsay, quien continua recluida en el Rancho Mirage, una de las facilidades de reposo de Betty Ford. Otra fuente le comentó a la misma publicación que la chica ha estado “trabajando sobre problemas muy intensos relacionados con su familia, específicamente con Dina y Michael.” “Lindsay ya ha dado el primer paso y está pasando más tiempo con su padre, quien por primera vez en años se incorporó al proceso. Y es sabido que cuando el adicto cuenta con su familia es mucho más fuerte.” Después de haber obtenido un permiso de salida la semana pasada para regresar por un día a su casa en Hollywood, se supo que a Michael le fue prohibida la entrada a este lugar. Al parecer esta actitud no tendría otro orígen que el deseo de Lindsay por seguir las herramientas que ha aprendido en el centro para mantenerse lo mejor posible. “Lindsay se sorprendió al ver a Michael ahí. No le negó la entrada por maldad, simplemente trató de respetar ciertos límites que le han recomendado como parte del tratamiento,” añadió la fuente. “Lindsay debe poner límites. Incluso a sus padres. Si Michael la hubiera llamado para decir que quería verla, quizás habría dicho que sí. Respetar estos límites le da al adicto una sensación de control sobre su vida y le ayuda a mantenerse sobrio.” Aunque en días pasados Dina, la mama de Lilo declaró que haría lo que fuera para la recuperación de su hija, las mismas Fuentes alegan que ella no estaría tan complacida con el nuevo acercamiento entre la chica y su papa: “Dina no irá a la visita familiar si va Michael. Ellas lo han hablado, y aunque Dina no se ha expresado en contra de la relación, tampoco apoya la desición de traerlo de Nuevo a sus vidas.” Según RadarOnline.com, el equipo de Lindsay tiene la esperanza de que Dina pudiera participar de las sesiones familiares. “Esto no se trata de Dina o Michael, pero ellos deben tratar de darle el mejor entorno a su hija para que no caiga nuevamente,” concluyó el informante.