¿Sofía Vergara nos está mostrando que se operó la nariz?

E! News | Hace 4 meses

 
Sofia Vergara

Poersch / BACKGRID




Mira las imágenes que despiertan sospechas.






En estos días, Sofía Vergara tiene mucho que mostrar en Instagram: su nuevo corte de cabello, envidiables vacaciones, hermosos vestidos, y como siempre, su despampanante figura y además presumir que es la Sra. Manganiello.

E! NEWS > Sofia Vergara cambió de look y parece otra.

Sin embargo, en sus más recientes publicaciones muchos pusieron su atención en la nariz de la actriz, ya que a su juicio, parece haber pasado por el quirófano.

Desde el fin de semana pasado, Sofía ha estado haciendo una serie de publicaciones de lo que ha descrito como unas "mini vacaciones" de verano, pero fue específicamente una selfie en la playa lo que desató rumores de que al parecer su nariz luce distinta a la que le conocemos.

Mírala, ¿qué opinas?

E! NEWS > Sofía Vergara ofreció una extravagante fiesta llena de loros, sirenas y más ¡Mira!







#CasaChipichipi?? #minivacay

Una publicación compartida de Sofia Vergara (@sofiavergara) el



Acá podemos ver una selfie de hace unos meses:







Now my weekend is perfect!???? #welcomehome #setlife ??

Una publicación compartida de Sofia Vergara (@sofiavergara) el



E! NEWS > Así reaccionaron Sofía Vergara y Joe Manganiello ante los rumores de divorcio.

Hace unos días, la bomba colombiana celebró su cumpleaños Nº 45.

Al igual que en otros festejos anteriores en los que ejercía de anfitriona, la estrella de Modern Family congregó en su mansión californiana a un nutrido grupo de invitados que podría haber completado perfectamente el aforo de cualquier discoteca de grandes dimensiones. Además de aquellos rostros habituales en los encuentros organizados por la colombiana, como su hijo Manolo y su marido Joe Manganiello, la intérprete también contó en esta ocasión con la presencia de numerosos familiares procedentes de su Colombia natal.

Afortunadamente, las zonas exteriores de la casa que comparte con el actor estadounidense fueron lo suficiente amplias como para acomodar un sinfín de sillones, grandes mesas en las que sentarse a cenar, e incluso un puesto móvil de burritos que proporcionó a todos los asistentes la comida y, por tanto, la energía que necesitaban para que el cuerpo aguantara hasta altas horas de la madrugada.