¿Suenan campanas de boda para Kylie Minogue?

E! News | Hace 4 años

 

Mike Marsland/WireImage



¿La diva del pop por fin sentará cabeza?






Kylie Minogue siempre había presumido de su antipatía por las ataduras sentimentales que proporciona el matrimonio, pero sus ideas fijas sobre la soltería podrían estar tambaleándose a medida que se adentra en la madurez y consolida su largo romance con el sexy modelo español Andrés Velencoso.

La diva australiana reconoce ahora que el paso irremediable de los años podría poner punto y final a su carrera musical antes de lo que le gustaría, lo que motiva que la cantante empiece a plantearse convertirse ya en la mujer tradicional que antes había rechazado ser.

La estabilidad emocional que ofrecería la condición de casada y la relación de estrecha confianza que mantiene con Velencoso son dos factores que juegan a favor del posible cambio de mentalidad de la australiana.

"Podría sorprenderos, y sorprenderme a mí misma, transformándome en aquel tipo de mujer que yo siempre había rechazado. Nunca me apasionó eso de casarme y formar una familia, ni siquiera desde que era pequeña. Pero he llegado a un punto de mi vida en el que siento que debo relajarme y saborear cada experiencia que vivo en el día a día. Pienso que todavía me quedan muchos proyectos y retos que afrontar, pero necesito parar de vez en cuando y asimilar lo que me ocurre para poder disfrutarlo. Lo que está claro es que ya corro contra el reloj, soy realista sobre la edad que tengo y cómo funciona el panorama de la música. Me encuentro en una encrucijada y debo tomar pronto una decisión sobre adónde orientar mi vida futura", reveló la popular intérprete en la revista Good Housekeeping.

Aunque sus agendas profesionales les mantienen separados con frecuencia --Velencoso pasó buena parte de la semana pasada en Madrid por motivos de agenda--, la princesa del pop mantiene con el catalán una evidente complicidad que se ha ido desarrollando a lo largo de su convivencia mutua en Londres, ciudad en la que residen juntos tras el flechazo inicial que dio lugar a unos primeros meses de flexible romance. Por ello, el cotizado modelo se erige como el candidato perfecto para acompañar a la australiana en su hipotética transición a una nueva etapa vital --incluya o no la palabra matrimonio--, además de por la "tranquilidad" y el sosiego que el guapo mediterráneo aporta a su existencia.

"Andrés es simplemente genial a la hora de ayudarme a encontrar la tranquilidad y el relax que necesito en estos momentos de mi vida. Últimamente me cuesta dormir porque mi mente es demasiado activa y no consigo hacerla desconectar ni un minuto. Sin embargo, él es una de esas personas a las que envidio porque posan sus cabezas en la almohada y ya está, y eso me transmite el sosiego que necesito. Andrés es un tipo muy flexible y sin complicaciones. Aunque nos conocimos en Londres, él vivía en Nueva York y conseguí convencerle de que se mudara a Londres conmigo. Le tengo aquí cautivo", expresó la estrella sobre su adorada pareja, quien ya ha sido presentado en sociedad a los familiares y amigos de Kylie en Australia.