Jennifer Aniston cuenta cómo se convirtió en stripper para su nueva película…

thetrend | Hace 3 años

 
Jennifer Aniston

Tim P. Whitby/Getty Images









Jennifer Aniston tiene uno de los cuerpos más envidiados de Hollywood, así que no es sorpresa que fuese escogida para interpretar a una stripper convertida en mamá dedicada a los deportes de sus hijos en su nueva película Somos los Millers.

El pasado miércoles, Aniston fue invitada por las mujeres del show matutino The Talk para promover el film. Cuando le preguntaron cómo se preparó para su rol, Jennifer admitió que fue una batalla cuesta arriba porque dos meses antes de la filmación, tuvo una operación de rodilla. "Pasé por esta cirugía en la rodilla justo antes de filmar, y tenía que hacer sentadillas intensas y tu sabes... Todos los movimientos que tienes que hacer cuando estás haciendo un striptease", bromeó Aniston. "Fue bastante duro, estuve con una rodillera todo el tiempo y me la saca para grabar escenas" añadió.

Para estar en forma, Jennifer contrató a un entrenador que no se contuviera en hacerla sufrir.



We Are The Millers, Jennifer Aniston








"Fue un reto, hice yoga y trabajé con este entrenador que era definitivamente un animal", comenta la prometida de Justin Theroux. "Hice ejercicios durante los cuales pensaba: no quiero hacer esto más nunca".

Pero su papel como una stripper en la gran pantalla no fue solo físico. La actriz tuvo que usar también pelucas, las cuales dice que no le gustaron para nada.

"Debo decir que no me gustaron mucho de los looks que tuve, y además estabamos en Carolina del Norte donde habían 37 grados y 100% de humedad. Así que usar peluca era como usar un sombrero de piel".

Estar desnuda en la gran pantalla no es siempre la experiencia tan liberadora que los actores suelen decir en sus entrevistas: Aniston confesó a las chicas de The Talk como fue quedarse sin ropa y bailar sensualmente frente todo el equipo de producción.

"Hice cosas estupidas" dijo Jen, refiriéndose a protegerse sus partes íntimas durante las rutinas. "Me ponía ropa interior una encima de la otra, usaba 3 hilos dentales... 3 sostenes. Si algo tenía que salirse de su lugar, 3 sujetadores no lo iban a detener" y añadió, "No es fácil quedarte desnuda frente a gente que no quieres que te vean como Dios te trajo al mundo", así que mi admiración para ustedes strippers!".

La actriz hizo otra aparición en un programa de televisión ese mismo día - esta vez en Good Morning América. Aniston habló con la corresponsal Amy Roback sobre su preparación para este papel tan desafiante para ella.

"Honestamente, tuve el entrenamiento más loco del mundo" confesó Jennifer. "Mi dieta siempre ha sido muy saludable, pero creo que esta vez fue super estricta, especialmente cuando de hacer trampa se trataba.  Por lo general me salgo de la dieta una o dos veces a la semana y para este rol, simplemente no lo hice".

Wow Jen, y por el cuerpo que tienes en Somos los Miller el esfuerzo valió la pena!

¿Y a ustedes que les parece el entrenamiento mental y físico que Jennifer tuvo que hacer para esta película?