E! News /

La actriz argentina Florencia de la V dio un conmovedor discurso en contra de la discriminación

Florencia Trinidad

EFE

Florencia de la V utilizó su programa para dar un sentido mensaje luego de recibir comentarios homofóbicos.

Desde hace más de una década, una de las personalidades más reconocidas y queridas dentro de la televisión argentina se llama Florencia Trinidad.

Primero se hizo conocida como Florencia de la Vega, aunque luego tuvo que cambiar a Florencia de la V después de que un fallo de la justicia argentina le diera la razón a una abogada llamada igual. Al parecer, el nombre tenía dueño y Florencia no podía elegir llamarse así.

¿La razón? Su documento decía que era hombre y Florencia, una travesti.

Con el tiempo, la legislación de su país fue evolucionando y cuando se aprobó la Ley de Identidad de Género, pudo adopar el nombre que respetaba su identidad, la de mujer. Hoy se llama Florencia Trinidad.

Resulta que en el programa de televisión Bendita quisieron explicar una supuesta pelea entre Trinidad y el periodista de espectáculos Marcelo Polino. entre las imágenes, aparecía la también periodista Viviana Canosa diciendo que todo el asunto le divertía “porque era una pelea entre dos tipos”. Luego, el conductor de Bendita, Beto Casella, terminó rematando la sección con un chiste sobre genitales masculinos.

Todos los protagonistas en esta historia son famosos en los medios del país austal por lo que no es de sorprender que haya tomado una gran relevancia. 

Entonces, Florencia, que conduce un programa en TELEFÉ, uno de los canales más visto de Argentina, decidió dar un emotivo discurso contra la discriminación.

Esta es la transcripción completa de sus palabras.

“Pongo Bendita, programa que me gusta para ir a dormir con alegría. Ahí presentan el informe de una supuesta pelea que yo tengo con el señor Marcelo Polino. No había visto nada. Con mi hijo en brazos me pongo a escuchar detenidamente todo el informe y mientras lo escuchaba, se me heló la sangre. No podía sostener a mi hijo, sentía que los brazos. Dije: ‘no voy a cambiar’ (el canal). Pero para mí sorpresa, el tape no terminaba ahí. Continuaba con una declaración de Viviana Canosa que decía, muy suelta de cuerpo, que le divertía la pelea porque era una pelea de dos tipos”.

“En ese momento ya tenía los ojos llenos de lágrimas. Vuelven al piso, hacen como un pequeño descargo los panelistas, muy pequeño. Beto (Casella) en algún momento había dicho que me veían como una mujer pero remata el tape diciendo ‘están viendo quién la tiene más larga’. Exploté en un llanto desconsolado”.

“Ante esa situación, Pablo lleva a Paul a su cuarto, me encontré en mi cuarto sola llorando desconsoladamente. No creo que sea grato para ninguna persona que tus genitales o que tu sexualidad se exponga tan crudamente frente a millones de persona en horario central televisivo”.

“Lo que me provocó un inmenso dolor que fue lo que hizo que estas lágrimas no pararan de salir de mis ojos, fue que no le dieron el debate que la situación merece, porque se estaba hablando de una persona, no se está hablando de una cosa”.

“Viviana, no sé qué tipo de sociedad le querés dejar a tu hija Martina pero claramente no es la misma que quiero yo para mis hijos. Nosotros somos ejemplo con la ley de matrimonio igualitario, por ejemplo. Pero en este país, la igualdad no existe. ¿Saben una cosa? Gran parte de mi vida, sentí vergüenza de mí, de mostrar un documento en el banco, de hablar y de que me escuchen la voz, sentí vergüenza de mi condición. ¿Saben una cosa, un día me miré al espejo y me dije ‘¿Vergüenza de qué? ¿De ser diferente? ¿De pensar distinto? ¿De amar? Y dije ‘Nunca más voy a sentir eso’”.

“Por eso, Sra. Presidenta, cuente conmigo. Yo voy a trabajar incansablemente con su gobierno, con el que venga y con cualquier político que me quiera convocar. Pero no quiero que ningún hombre, mujer, adolescente o niño sienta lo que yo sentí. Si una persona se refiere de una manera tan discriminativa sobre otra persona, yo diría ‘momentito’.

“Mi nombre es Florencia Trinidad, madre de Paul e Isabella Goycochea. Señora del Dr. Pablo Alejandro Goycochea. Mujer y argentina”.


Notas Relacionadas

<