Emmys 2013 >>> Mejores y peores vestidos: De lo sublime al desastre

E! Fashion Blogger | Hace 3 años

 
Emmy Dresses Front Door




Esta alfombra tuvo un poco de todo y merece discusión. ¡Empecemos!






Una combinación infalible



Kelly Osbourne, Emmy Awards, 2013

Frazer Harrison/Getty Images




Esta ceremonia lo tuvo todo: vestidos sublimes, otros que daban sueño. Chicos apuestos, atrevimientos interesantes y errores imperdonables. Pero para comentarla, empecemos por la casa.

El año pasado, mi adorada Kelly decidió resaltar su cabellera lavanda con un vestido del mismo tono, en éste la elección fue una combinación soñada. ¡Jamás pensé que podría quedar tan bien el juego entre el morado y el rojo intenso de su Jenny Packham!

Además, ese vestido era, sencillamente, perfecto. ¡Amé los detalles en su espalda! La figura clásica... el material, la caída. ¡No hubo detalle fuera de lugar! ¡Estuviste preciosa, querida! Lo único que modificaría, es la forma de ese flequillo, ¡pero se lo dejaré pasar por esta vez!





Piedras poderosas



Giuliana Rancic

Jason Merritt/Getty Images




Si hay algo que me encanta de Giuliana es que siempre trae diseñadores novedosos y de increíbles propuestas a la mesa. Esta vez, optó por un canadiense que la entalló en una forma de sirena con un atractivo color e interesante trabajo de bordado. No sabía de Mikael D., pero ahora que lo conozco, ¡estoy enamorada de su propuesta! -Gracias por presentarlo, Giuliana, querida-.

Aunque me gustó su vestido, creo que en su caso, lo más rico para comentar fueron sus accesorios. Tal parece que los anillos de enormes proporciones se conviertieron en una de las tendencias de la noche. ¡Mucho poder en piedras, y esta chica no se atrevería a perdérselo! Su roca -¡de un millón de dólares!- fue un imán de miradas. ¡Buena forma de apegarte a una tendencia, cariño!





Honor al riesgo



Zosia Mamet, Emmy Awards 2013

Frazer Harrison/Getty Images




Una de las más criticadas de la noche y, sin embargo, una de mis predilectas por su coraje y espíritu fashionista.

Antes de escuchar protestas, quiero defender este atrevido Honor que llevó Zosia Mamet a la alfombra roja. La chica de Girls tomó un paso a la vanguardia, y aunque algunos quisieran permanecer por siempre en lo clásico, de vez en cuando hay que aplaudir los inventos que se logran con buen gusto.

Un interesante estampado, buena forma e intrigante detalle para su busto. Esto, mis amores es innovar y recomiendo intentarlo con mayor frecuencia. ¡No es tan descabellado como muchos piensan!





Zooey pulida



Zooey Deschanel, Emmy Awards, 2013

Jason Merritt/Getty Images




Zooey mantuvo el azul del año pasado y le dijo adiós a la silueta de princesa. Esta vez decidió aparecer en una versión más sleek, ¡y el resultado fue encantador!

Creo que lo que más me gustó de esta alfombra es que las estrellas lograron salir de sus lugares de confort y eso es algo que Deschanel logró a la perfección en ese J. Mendel de cortes limpios y figura encantadora. ¡Toda una muestra de que nuestra quirk por excelencia comienza a crecer! Aunque, tranquilos, ella siempre de asegura de dejarle espacio a una dosis adecuada de locura. ¿Vieron sus uñas?





Jim perfección



Zachary Quinto , Emmy Awards, 2013

Frazer Harrison/Getty Images




Disculpen mi ausencia temporal, en cuanto a vi a Zachary Quinto en la alfombra. ¡Tanta perfección me dejó sin habla durante el live tweeting! Un total look en negro jamás es una mala opción, y Zachary hizo de esta premisa la medida perfecta para destacar en un elegante Givenchy.

Una corbata y pañuelo en gris fueron los únicos elementos que destacaron sobre su oscuro y acertado atuendo. La forma de su traje fue bastante clásica, aunque ese contorno, a juego con su delgada corbata, le dio un toque edgy y diferenciador. ¿Lo aman tanto como yo?





Entre rosa y rojo



January Jones, Kerry Washington, Sofia Vergara, Emmy Awards

Kevork Djansezian/Getty Images




Nadie puede negar que ésta fue una alfombra roja colorida. Tuvo prácticamente toda la gama de colores, pero las tonalidades que más se repitieron fueron aquellas entre el rojo y el rosa pálido.

Rose Byrne -esquelética- en un minimalista Calvin Klein, January Jones en su sencillo Givenchy,  Kerry Washington preciosa en su Marchesa de primavera 2014, Sofia Vergara en su clásico infalible: Vera Wang. Y como ellas: Carrie Preston, Ariel Winter, Brooke Anderson, Michelle Dockery y muchas más. ¿Alguna duda sobre los colores que se impusieron en este evento? 





Estructuradas en volados



Supersize Ruffles, Julie Bowen, Linda Cardellini, Rocsi Diaz, Emmy Awards

Getty Images




Lo sé, muchos detestaron a Julie Bowen, pero en esta ceremonia jugaré a ser abogada de las causas que otros detestan: la verdad es que el suyo fue un Zac Posen que se perfilaba entre los más estilosos de la noche.  Esto de ver volados enormes repitiéndose en varios vestidos, no es cuestión de casualidad, ¡sino que es otra de las tendencias que se afianzaron en la alfombra! Y en Bowen se veía exquisita.

Basta con ver los vestidos de Linda Cardellini y Rocsi Diaz. Así que si creían que podían juzgar a Julie por pasarse de audaz, piénsenlo dos veces, porque en realidad está en la cima de la vanguardia. 





Terror en la alfombra



Betsy Brandt, Emmy Awards, 2013

Frazer Harrison/Getty Images




Hola, animal extraño en la cabeza de Betsy Brand... perdón, tupé que la hace envejecer unos 10 años. Sí, este peinado es tendencia ahora, pero siempre he dicho que fiebres como ésta hay que saberlas llevar, buscando siempre la que sea apropiada, ¡y por supuesto que este caso no lo es! No me gustó el estilismo, tampoco el tie-dye de su vestido.

Aunque pueda llegar a tener cierta similitud con el vestido de Zosia, ese tenía riqueza y colorido. Este, en cambio, me mata de aburrimiento. ¿Opinan lo mismo?





No estar acorde a la situación



Carrie Underwood, Emmy Awards, 2013

Jason Merritt/Getty Images




Strapless, falda amplia, morado y tan común que casi muero de sueño. Ese Romona Kaveza no daba ni frío ni calor y este tipo de alfombras están hechas para tomar riesgos. Entiendo que a veces se siente mejor apostar por lo seguro, ¡pero, por favor, no al punto de caer en algo monótono! 

Este vestido solo se lo permito a una niña de colegio, no a una estrella en los Emmys.





Basta, Lena



Lena Dunham, Emmy Awards, 2013

Jason Merritt/Getty Images




No sé qué es peor, el color que toma su piel con los tonos que escogió para su vestido, o su peinado y maquillaje. Estoy por creer que esto se trata de un auto-saboteo.

Lo siento, ya no me creo eso de que a estas alturas, Lena no sepa que los estampados maximizan la figura. Además, ya todos entendemos que disfruta mostrar su cuerpo, pero hay formas correctas de hacerlo.

Este Prada  es un error imperdonable, pero más imperdonable me parece el hecho de que estoy apunto de creer que lo hace por mantener una figura intelectual y distante a las tendencias que rigen a Hollywood.





Alfombra arabesca



Connie Britton, Emmy Awards, 2013

Steve Granitz/WireImage




Bueno, la única conclusión lógica que le encuentro a este atuendo es que a Connie Britton se le ocurrió que sería una buena idea llevar una alfombra por vestido. Cuando vi este Naeem Kahn en pasarela, creí estar frente a algo sublime. Pero encontrármelo en Connie para esta alfombra roja fue toda una desagradable sorpresa que espero no se repita. ¡Esta no es la forma de apegarse al barroco!

 



Emma Roberts, Evan Peters

Christopher Polk/Getty Images for FOX




Evan Peters tomó la muy errada decisión de mimetizarse con el personal de trabajo del evento y llevó un terrible saco blanco, con toques de negro. Pareciera que intentó emular el estilo de raperos y pimps. Pero si a ellos no les sienta bien, ¡mucho menos a este chico!

Podría seguir catalogando trajes y vestidos hasta agotarlos todos, ¡pero también quiero conocer sus más odiados y preferidos! Coméntenlos conmigo. Soy @MicaeladelPrado



Logo_Micaela