¡La Alfombra Roja más apoteósica del mundo! Mejores y peores vestidas de los Oscars 2012

E! Fashion Blogger | Hace 5 años

 
Jason Merritt/Getty Images
Así la llamaron en E!, ¡y con razón! Las estrellas dejan todo en la alfombra roja por demostrar el glamour y extravagancia, sin importar edad, sexo o nacionalidad. Tan es así, que es casi imposible definir quiénes fueron las mejor vestidas en esta ocasión. Pero ya que lo digerí y pude volverlas a ver con mirada fría y casi objetiva, llegando a mi veredicto, así como quiénes no lo lograron, quiénes pisaron espacio del lugar común, quiénes fueron aburridamente predecibles, y quiénes dieron pena sobre el tapis carmesí. Las mejor vestidas  
Jason Merritt/Getty Images, Michael Buckner/Getty, Michael Buckner/Getty Images
Tres de las que desarmaron nuestras mandíbulas y con soltura caminaron la alfombra roja fueron Milla Jovovich, Gwyneth Paltrow y Cameron Díaz, las tres en tonos blancos y crudos. La primera es casi una veterana en el asunto, pero tenía tiempo sin sorprender como lo hizo ayer. Escogió un modelo de Elie Saab blanco de medio hombro y hombrera, en singular. Acompañó su vestido espectacular con look retro en el pelo y unos labios de intenso rojo. Amé este look, no solo por la impecable elección de vestido, sino porque al verla recordamos lo fiel que es a su estilo, y sin dejarlo ir, se veía súper moderna. La segunda fue para mi, sino la mejor vestida, la que hizo la entrada más impresionante y glamorosa, ¡en años! Esto lo logró por dos factores: El primero consiste en que combinó un sencillo look en el cabello, limpio con una recogido bajo, con un vestido blanco puro, de líneas sencillas, cubierto por una capa abierta del mismo color. Statement! Aunque una capa suene a cosas del pasado, fue sin duda el más vanguardista de la noche. El segundo factor que coloca a Gwyneth como la llegada más deslumbrante a la alfomba roja, es que por escoger a un vestido de la última colección, otoño 2012, de Tom Ford, nadie que no fuera invitado especial a su desfile podía haberlo visto. Paltrow logró con esto dar una muestra mínima de la genialidad de este hombre y una burla a todos aquellos que no tenemos el privilegio de ver su trabajo antes de tiempo. Para terminar con el grupo de las mejor vestidas en colores claros, está Cameron Díaz. En un hermoso strapless con rica cola le enseñó a todos que todavía tiene el cuerpo por el que se hizo famosa, junto a unos definidos brazos, que algunos tomaron como exagerados, otros como atractivos, pero sin importar los gustos demuestran que Cameron sigue manteniendo un estilo de vida muy sano y con mucho ejercicio. Su hermoso vestido en tono nude era de Gucci y lo acompañó con un sencillo collar cercano al cuello de Tiffany & Co. que creo, es insuperable. Menos es más, aunque Tiffany & Co. nunca sea menos.
Michael Buckner/Getty, Jason Merritt/Getty Images
Imposible que en esta ceremonia no haya apuestas por unos vestidos que combinen con la alfombra roja, ¡este año dos de ellos estuvieron sobre las mejor vestidas! Ambas son actrices que generan grandes expectativas en eventos de este tipo. Emma Stone ya sabemos que nunca lo hace mal, ni siquiera por demostrar que se puede dar el lujo de llevar un look alocado, siempre parece estar perfecta. El vestido que escogió de Giambattista Valli era de un rojo carmesí delicioso, que a muchos recordó a otro hermoso traje que se desfiló por esa misma alfombra años atrás, pero sobre Nicole Kidman. ¡Michelle Williams finalmente entendió que tiene que enmarcar su cintura! Lo logró así, después de varios intentos fallidos en premiaciones pasadas. Llegó a su punto máximo de elegancia y feminidad con un vestido strapless color coral de Louis Vuitton, con ricas texturas, un adorable péplum y una pequeña cola que la hizo la reina del evento en varios momentos.
Michael Buckner/Getty Images, Jason Merritt/Getty Images
Finalizamos el capítulo de las mejor vestidas con las divas de negro. Para empezar, no podíamos cerrar esta lista sin involucrar a Angie. Con su pierna infinita dejó al público de los Academy Awards enamorados. Como una versión moderna de la novia de Roger Rabbit, Angelina era puras curvas y glamour, su vestido de Atelier Versace se encargó de exagerar cada atributo de la actriz dejándonos completamente mareados. Críticas tengo: Las líneas menos atractivas que tienes, querida, son los surcos que se marcan en tu hermosa cara, nos enseñaste que sí existe en Hollywood alguien “demasiado delgado”, y como segundo y último, deja que el vestido haga su trabajo, estabas tan concentrada en enmarcar tu pose que nos dio tortícolis a todos, ¡qué nervios! ¡Rose Byrne se ha convertido de la forma más veloz que se ha visto en un fashion icon! Temo que ha puesto la barra alta, pero la sabrá mantener. Primero fue el increíble jumpsuit de Elie Saab que usó para los SAG Awards, ahora un vestido entero de lentejuelas negro de Vivienne Westwood. ¿Cuál fue la maravilla de este vestido?, bueno, a parte de acompañarlo con las joyas más hermosas y su coqueto corte de pelo, tenía las líneas más delicadas y los cortes más atrevidos de la noche. Sin ser vulgar o exponer lo que enseñó J. Lo, le mostró al público la elegancia de su delicada figura, ¡bravo! Bellas, pero repetidas
Jason Merritt/Getty Images, Jason Merritt/Getty Images, Michael Buckner/Getty
Kristen Wiig, Octavia Spencer y Rooney Mara son todas grandes representantes de la época impecable por la que estamos pasando en la alfombra roja. Lo he dicho antes, la práctica cada vez más común de contar con un estilista personal hace bastante más seguras las apariciones en público. El caso de estas hermosas actrices es el siguiente: Han encontrado su estilo, les queda divino, ¡a las tres!, pero con el dolor de mi alma debo admitir que cruzaron la delgada línea de lo perfecto a lo aburrido. Puedes mantener tu esencia, pero no puedes dormir a tu público, y estas hermosas chicas cayeron en lo predecible. Kristen Wiig daba la sensación de que estaba repitiendo un look pasado, Octavia, por apoyar fielmente, como predije, a su querido amigo Tadashi Shoji se vistió muy parecido a las últimas dos ceremonias, ¡cuándo ha podido apostar por el verde que yo anuncié!, y mi último girl crush, Rooney, hizo predecible tanto la casa que escogió para vestirse, como el color y el modelo. Lástima. Buena intención con defectos de fábrica
Jason Merritt/Getty Images
Sandra Bullock y Bérénice Bejo fueron dos que estuvieron extremadamente cerca de entrar a la lista de mejor vestidas, pero detalles de sus vestidos las alejaron de pertenecer a ella. La primera optó por un Marchesa en efecto dominó que estaba dividido por un rico bordado en dorado. Un escote en su espalda con efecto de cuello bobo producía un efecto holgado en la parte delantera y superior del vestido que lo hacía ver mal entallado, ¡una lástima! La actriz franco-argentina tuvo un problema distinto, aunque el color mentolado fue una elección deliciosa y muy actual, las mangas transparentes le añadían edad y a nosotros ganas de dormir. La intención fue buena, la colección era la correcta, solo el modelo la traicionó. Peores de la noche
Jason Merritt/Getty Images, Jason Merritt/Getty Images, Michael Buckner/Getty
Melissa McCarthy se veía mal, y es una pena. Queramos admitirlo o no, habiéndolo hecho tan bien en el pasado, teníamos altas expectativas sobre la curvilínea actriz. Era nuestra bandera para decirle al mundo que la belleza no está en el peso, pero fuimos nosotros los que pusimos un cargo sobre sus hombros haciéndola la embajadora de esta categoría. Altas expectativas o no, podemos decir que McCarthy escogió un hermoso color, pero un vestido que a falta de estructura daba una sensación de falta de control y firmeza. Las mangas volátiles ensanchaban su torso y le quitaban gracia al look. Viola Davis fue otra que estuvo cerca de la perfección, con un hermoso vestido verde esmeralda de Vera Wang, pero el estilismo la derrotó. El tono rojizo de su pelo distraía y robaba la atención de su ropa. Voto por un tinte ¡y rápido! Finalmente Natalie Portman se veía bella porque es ella, pero el vestido daba sueño: Vintage Christian Dior a la basura. Eso suena a blasfemia, lo sé, pero tras verla en un divino Giambattista Valli color berenjena en los SAG Awards, donde su delicada cintura hizo de las suyas y nos recordó quién es la verdadera heredera de la posición de Audrey Hepburn en la actualidad, siento que este vestido decía: flojera. El momento Green de la noche
Getty Images
Missi Pyle, quien formó parte del elenco de la película The Artist, que suele reconocerse por desarrollar papeles poco glamorosos, generalmente toscos debido a su altura y fuertes facciones, se veía más hermosa que nunca en la alfombra roja de los Premios de la Academia. Hizo noticia, no solo su elegante look retro, sino el vestido que llevó puesto, diseñado por la venezolana Valentina Delfino. Pyle explicó cuando la entrevistaron en E! que el traje era completamente eco friendly ya que estaba hecho de seda orgánica, había sido teñido a mano con pigmentos naturales y utilizaba como forro un poliéster reciclado. Valentina Delfino Falcony es estudiante de diseño de moda en Miami Internacional University of Art an Desing y logró que la bella Missy usara su vestido ya que participó en la competencia Red Carpet Green Dress, creada por Suzy Amis Cameron, esposa del director James Cameron. Es la primera vez que un vestido de este concurso llega a la alfombra roja de los premios de la Academia, razón por la que ahora quiero aún más a Missi, ¡divina! Para no perderte de las mejores alfombras rojas que quedan por venir, sígueme, soy @MicaelaDelPrado.