Caterina Valentino: "Yo lo que quiero es un país VIP"

E! News | Hace 4 años

 
Caterina Valentino

Courtesy by Caterina Valentino




Señalada como la novia de Capriles Radonski, la estrella de E! sigue siendo el centro de las miradas...






Ahí está Caterina Valentino revisando su celular y esperando el llamado para iniciar de nuevo las grabaciones de Hay Corazón, uno de los programas que conduce la cada vez más cotizada animadora.

Han pasado tan solo horas desde que el pasado domingo llegó a ser trending topic mundial, o lo que es lo mismo, estar en la boca de todos. Su nombre se repite sin descanso. Medios de España, Colombia, Argentina y Estados Unidos le escriben y la llaman en busca de una declaración, sobre todo una afirmación, una respuesta a la tan esquivada pregunta ¿Eres la novia de Henrique Capriles Radonski?

Y es que en ciernes de un proceso electoral de tal envergadura, esto deja de ser información del corazón y pasa a las páginas más serias del ámbito nacional.

El próximo domingo Venezuela vive unas nuevas elecciones presidenciales. Pero no cualquiera. Estas han tomado un elemento más pop que el que regularmente tienen, sobre todo después de que en la última concentración del candidato de la Unidad, como se le conoce a Capriles, Caterina Valentino se robó las miradas de todos como la supuesta novia del candidato que, de ganar, aumentaría sus probabilidades de convertirse en la Primera Dama de su país. 

Ni el círculo que rodea a Capriles Radonski, ni la propia Valentino han dicho ni si ni no. Y se entiende. Ahora lo más importante es la elección, las propuestas, el futuro del convulsionado país…

"Yo soy la compañera de sueños de Henrique. Tengo una afinidad con lo que propone, con su ideal de país, con lo que sueña para Venezuela", asegura la conductora de E! VIP Caracas.

"Nunca antes había querido vincularme con alguna tendencia política porque tenía temor, la verdad. Pero ahora sentí la necesidad de hacerlo, de expresarme como ciudadana, de admitir por quién voy a votar", agrega mientras se termina de alistar.

Su teléfono suena y Caterina prefiere no atender la llamada. Prefiere mantenerse en conversación. El tema en el que está la apasiona, como a tantos, días previos a la cita electoral.

¿Cómo ves la idea de ser Primera Dama?

Caterina sonríe tímidamente y, con esa facilidad con la que habla frente a los micrófonos, responde sin evidenciar nada. Valentino no cae en trampas periodísticas.

"Me parece una idea seductora y me generaría un cuestionamiento interno, pero amo lo que hago. Amo mi trabajo. Sería muy interesante tener a una Primera Dama tan mediática. Definitivamente trabajaría en el mejor porvenir de todos, de las generaciones futuras. Porque lo que quiero es un país VIP", contesta manejando a la perfección una alta dosis de elementos hipotéticos: el de si Henrique Capriles llegara a ganar las elecciones, y el de si ella en efecto es la novia del candidato.

No hay respuestas cerradas. La venezolana prefiere sortear sus palabras invitando a la gente a votar, a unirse, a creer en la paz y en la democracia.

"Tengo una vocación muy importante… Me gusta servirle a los demás. Yo soy una mujer de contrastes. Mi padre fue un hombre muy humilde, mientras que mi madre siempre gozó de una posición económica muy acomodada. De ese seno familiar nací yo, de la unidad sin importar diferencias sociales", precisó.

"Yo invito a la gente a que participe por las generaciones futuras, para dejar los radicalismos, para que juntos construyamos un país mejor, el país que dibuja este proyecto", agregó.

La noche del domingo 14 de abril, emitidos los resultados de la elección sabremos, en efecto, si esta estrella de E! es o no, la potencial Primera Dama de su país.