Gaby Espino y Cristóbal Lander se divorcian

E! News | Hace 6 años

 
EFE
Luego de intentar salvar su matrimonio en una segunda oportunidad que se dieron, los populares actores venezolanos Gaby Espino y Cristóbal Lander decidieron iniciar el proceso de divorcio comunicándolo oficialmente. En 2009 los guapos actores comunicaron que se estaban separando. La distancia y los compromisos laborales, ella grababa una novela en Miami y él en México, fueron el catalizador para golpear los cimientos de su matrimonio. Sin embargo en ese entonces nunca hablaron de divorcio. Durante su separación, a ambos se les vinculó sentimentalmente con compañeros de trabajo. Relaciones que ambos negaron. Aunque lo intentaron todo, sobre todo por Oriana, la hija que tienen en común, los populares actores decidieron ponerle fin legalmente. Comunicado oficial >>> Por medio del presente comunicado de prensa, queremos hacer del conocimiento de todos los medios de comunicación y del público en general, el final de nuestro matrimonio, luego de 4 años de una relación que sólo nos deja un balance lleno de grandes experiencias, importantes aprendizajes, una buena amistad y por sobre todas las cosas, lo más importante y lo más maravilloso que nos pudo regalar Dios y la vida, nuestra pequeña hija Oriana. Debido a que ustedes los medios de comunicacion, siempre se han preocupado por tratar de contactarnos para aclarar cualquier tipo de rumor y/o comentario, queremos aprovechar esta via para confirmarles que el pasado jueves 24 de marzo del 2011, nos presentamos ante el Tribunal de Menores Número 12 de la Circunscripción Judicial del Area Metropolitana de Caracas, y firmamos bajo las leyes de la República Bolivariana de Venezuela, el documento en donde consta oficialmente nuestro divorcio. Queremos aclarar que antes de tomar esta importante decisión, ambos quisimos intentar salvar nuestro matrimonio, porque creemos en la familia, y si para ello era necesario intentarlo varias veces, siempre estuvimos en la mejor disposición. Pero lamentablemente las cosas no funcionaron, tomando así finalmente la decisión de separarnos de mutuo acuerdo y en los mejores términos, dejando claro que en ningún momento hubieron terceras personas involucradas en todo esto. Les agradecemos mucho su constante apoyo a lo largo de toda esta etapa, y hoy más que nunca les damos las gracias por su comprensión ante esta difícil situación; y les pedimos que respeten nuestra decisión de no querer hablar más al respecto, ya que nuestra hija y nuestras familias están por encima de todo y siempre serán los que nos mantengan unidos, a pesar de que cada uno haya tomando la decisión de seguir adelante con sus vidas, actuando siempre en beneficio de nuestra bebé, pero luchando por nuestra felicidad.