Leif Garrett aconseja a Justin Bieber y habla sobre las adicciones y Cory Montheith

E! News | Hace 3 años

 
Leif Garrett, Justin Bieber

Getty Images




Parece que todo Hollywood está pendiente de cada paso del ídolo adolescente.






El galán juvenil de los 70, Leif Garrett, sabe exactamente por lo que está pasando Justin Bieber y por eso ha decidido aconsejarlo para que no le toquen vivir las cosas malas por las que ya él ha pasado.

"No creas en tu propia publicidad. Darse cuenta de quienes son tus verdaderos amigos es un trabajo a tiempo completo. Cada abusador, cada vendedor de drogas y cada persona quieren una parte de ti. Cuando se tiene poder a una edad joven y todas las posibilidades están a la puerta de tu casa, es cuando uno comienza a proyectar la imagen de chico malo. A esa edad, entre las hormonas, la testosterona y todo el dinero te hacen pensar que puedes siempre salirte con la tuya", comentó el actor durante una entrevista con FoxNews.com.

Garrett saltó a la fama a los 8 años luego de actuar en el filme Bob & Carol & Ted & Alice y al lanzar una popular canción en 1979, pero luego su adicción a las drogas y sus encuentros con la ley comenzaron a opacar su carrera. En el 2010 Leif apareció en la cuarta temporada de Celebrity Rehab con el Dr. Drew.

El actor comentó que hizo muchas cosas alocadas con todo el dinero que tenía durante su juventud y también aprovecho para comparar la relación que tuvo en los 80 con la actriz Nicolette Sheridan con el reciente noviazgo entre Justin Bieber y Selena Gómez.

"La fama y el dinero fue lo que nos separó. Nicolette estaba empezando a modelar y mi carrera ya estaba establecida. Nosotros nos llevábamos muy bien o nos odiábamos. Eso es lo que tenemos parecido Justin y yo, no hay intermedios o es muy bueno o es realmente malo".

Garrett también confesó como logró sobrevivir sus adicciones, una enfermedad que ha cobrado la vida de mucha estrellas como la de Cory Montheith.

"Las adicciones son muy duras de vencer. Se llevan tu alma. Es tu amante, es tu comida. Yo me veía muy mal pero estaba trabajando sólo para ganar más dinero. Yo tuve suerte. Hay una razón por la que yo estoy en este planeta. Yo nunca volveré a ser un ídolo adolescente otra vez y tampoco lo quiero. Prefiero estar detrás de escenas".